Digital Avenue

Mejores prácticas en el diseño web para pequeñas empresas

Diseño web para pequeñas empresas PYMESCaptar clientes es uno de los principales objetivos para la mayoría de negocios. Gran parte de los pequeños negocios consideran que contar con una web con un diseño atractivo tiene una incidencia decisiva en la captación de nuevos clientes. En este articulo vamos a desengranar los puntos claves para contar con un buen diseño web para pequeñas empresas.

Los beneficios de contar con un diseño web actual, efectivo y orientado hacia la conversión son muy variados:

  • Nos ayudará a la captación y fidelización de usuarios, ya que les será más fácil encontrar la información de los bienes y servicios que anda buscando (y que nosotros vendemos). Esa facilidad en el uso respecto a la web de nuestra competencia puede ser una gran arma para ganar la batalla online.
  • Ayuda a dar mayor visibilidad a productos nuevos o que tienen una menor salida por ser desconocidos por nuestros clientes. Un sitio web que facilite la venta cruzada gracias a su diseño web nos será de gran ayuda en este punto.
  • También nos puede ser de utilidad a la hora de captar talento: al final, un sitio web profesional transmite credibilidad, y hará que profesionales cualificados confíen con mayor facilidad en nuestra empresa (obviamente, por sí solo, con un buen diseño web no podremos ocultar una mala reputación online, pero si que nos puede ser de utilidad a la hora de transmitir mayor seriedad en empresas sin crisis de reputación online).
  • Mejorar los resultados de nuestras campañas de marketing online

Vistos los beneficios que nos puede proporcionar el hecho de actualizar el diseño web para pequeñas empresas vamos a entrar en detalle a los principales errores que cometen las pequeñas empresas a la hora de desarrollar sus sitios web.

La inmensa mayoría de pequeñas empresas invierten bastante tiempo y esfuerzos en el desarrollo de su sitio web (tranquilos, esto no es ningún error). El error suele venir luego, una vez hemos diseñado y publicado el sitio web nos olvidamos de él, y esperamos que atraiga y retenga clientes si realizar ningún tipo de actividad o actualización en nuestra página web. Esta inactividad puede durar meses o incluso años en algunos casos.

La página web de una empresa sirve para anunciar los bienes y servicios que vende nuestra empresa, diferenciarlos de nuestra competencia, poner en conocimiento de nuestros clientes las novedades sobre nuestra empresa, sector o productos. También es una gran herramienta para anunciar vacantes de empleo, como canal de atención al cliente, para anunciar cambios en los horarios o incluso para vender nuestro productos o servicios online.

¿Cómo debe ser el diseño web para una pequeña empresa?

Una web para una pequeña empresa debe tener un diseño limpio, que no abrume al usuario, que permita una navegación fluida y que facilite toda la información al usuario de forma sencilla e intuitiva. Este tipo de páginas web ayuda de forma sustancial a la conversión de clientes potenciales en clientes finales. Centrar el diseño de una web corporativa en la accesibilidad y conversión es una opción preferible a centrar el diseño de la web en conseguir efectos asombrosos que en ocasiones lo único que producen son distracciones en el usuario (y lo alejan de la conversión) o directamente ceguera hacia los mensajes que queremos transmitir.

En muchas ocasiones, estos diseños tan llamativos consumen muchos recursos, hacen que la web cargue más lenta y provocan dificultades a la hora de mejorar el posicionamiento web SEO de la web. En otras ocasiones pueden producir problemas en la transmisión de credibilidad a través del portal corporativo, ya que el exceso de colores, mensajes publicitarios y llamadas a la acción hace que el usuario abandone la página, haciendo mermar drásticamente la tasa de conversión de nuestro portal corporativo.

Lectura recomendada: Por qué desarrollar tu web corporativa pensando sólo en los últimos navegadores

La web de una pequeña empresa debe ser responsive. Actualmente, algo más de la mitad del tráfico web utilizan diferentes dispositivos, como PC’s, móviles o tablets, para navegar por internet. La página web de nuestra pequeña empresa debe ser accesible desde cualquier dispositivo con el objetivo de no perder clientes potenciales (o incluso clientes existentes) simplemente por el hecho de que no puedan acceder a nuestra web corporativa desde determinados dispositivos. Otro elemento importante es el impacto que tiene en el posicionamiento web el hecho de contar con una web que no se adapte a dispositivos móviles.

El Diseño web de una pequeña empresa debe estar correctamente enfocada hacia la conversión. Destacar los formularios de contacto, no hacerlos excesivamente largos, contar con suficientes llamadas a la acción (y que éstas sean visibles), hacer las preguntas adecuadas o simplemente mostrar herramientas o espacios de atención al cliente en nuestra web son elementos que nos ayudarán a captar más clientes o fidelizar los ya existentes.

Es de vital importancia contar con un buen sistema de analítica web que nos permita monitorizar el éxito de los diferentes elementos de la web.

Los formularios de contacto son un elemento fundamental a la hora de captar leads. Debemos aplicar estrategias A/B que nos permitan determinar cómo son los formularios que nos permiten captar más conversiones, determinando elementos como el número de campos, colores, textos, localización en la página, etc. Otro elemento importante de los formularios de contacto es el de hacer un correcto seguimiento y análisis del lead o conversión. No nos referimos sólo al hecho de reflejar ese lead o conversión el programa de analítica web, sino de hacer un seguimiento más exhaustivo (normalmente offline) del proceso que sigue el usuario que acaba llevando a cabo la compra de nuestros bienes o servicios. Los CRMs facilitan este tipo de análisis, mostrando datos como el tiempo medio que tarda un usuario en hacer efectiva la compra (después de haberse producido el lead o conversión), la tasa de fidelización o reactivación de clientes de las diferentes campañas, etc.

En conclusión, el diseño de un sitio web para una pequeña empresa debe transmitir confianza. Nuestro sitio web debe comunicarse con el usuario en el lenguaje que éste espera, mostrando información que transmita confianza y conocimiento del sector de actividad, creando la sensación de estar ante una empresa con amplios conocimientos y experiencia. Estos son los consejos básicos que pueden hacer que una web corporativa empiece a funcionar.

Es de vital importancia no dejar de trabajar, seguir este proceso continuamente y no dejar de testear nuevas opciones con el objetivo de mejorar continuamente los resultados generados por nuestra página web.