Digital Avenue

Sesiones en Google Analytics

Para interpretar correctamente la analítica web de nuestra página web debemos tener muy claro que significa cada variable, cómo se obtiene y qué significado tiene.

 

Para saber el tráfico que llega a nuestra página web podemos usar la métrica Sesiones, aunque no debe ser interpretada de forma aislada si no acompañada de otras variables, ya que puede dar lugar a errores, explicamos por qué.

 

Las sesiones es una métrica clave para entender el funcionamiento de Google Analytics, y muchos de los datos que nos muestra esta herramienta dependen de la forma en que se calcula esta variable.


Una sesión podría traducirse como la visita o interacción que hace el visitante en nuestro portal. ¿Cuándo se registra una sesión? Por ejemplo, cuando un usuario llega a nuestro portal a partir de una búsqueda orgánica que ha hecho en Google, en ese momento se registra una sesión. Otro ejemplo, cuando un usuario llega a nuestro portal tras abrir un email con un enlace que apunta a nuestra página web.

 

Una sesión permanece activa mientras el visitante se mueve o interactúa en nuestra web. Por el contrario, se da por finalizada la sesión en 3 supuestos:
1. Cuando abandona nuestro portal o cuando pasa más de 30 minutos sin interactuar (el ejemplo más básico: un visitante que está navegando en nuestro portal, recibe una llamada y deja de navegar durante 30 minutos mientras atiende esa llamada: si pasan 30 minutos o más de inactividad, la sesión se dará por finalizada).
En caso de que una vez pasados esos 30 minutos desde la última interacción, el usuario sigue navegando por nuestra web en el punto en lo que lo dejó, Google Analytics nos mostrara 2 sesiones distintas, a pesar de ser del mismo usuario y que no ha salido del portal, sólo interrumpió su actividad. Este es uno de los principales inconvenientes a la hora de interpretar esta métrica.


2. Otro inconveniente es el hecho de que el mismo usuario entre por dos vías distintas, por ejemplo: un usuario llega a nuestra web tras buscar “Cerrajeros en Barcelona”, vuelve a buscar en Google “cerrajeros en Sant Andreu Barcelona” y vuelve a llegar mediante los resultados de pago (Google Adwords) a nuestro portal: esta acción se traduce en 2 sesiones, es la misma persona, ha visitado nuestra web dos veces y lo ha hecho por dos vías distintas y Google Analytics contabilizará 2 sesiones distintas. Existe una excepción, el tráfico directo, que como sabemos no sobrescribe ninguna fuente de captación de tráfico y no genera nueva sesiones.


3. Otro caso curioso es el del usuario que navega cerca de medianoche en nuestro portal (y no es una broma ahora que se acerca Halloween). Un usuario que entra a nuestro portal a las 23:56 de su franja horaria y navega hasta las 00:08 se cuenta como dos sesiones distintas. El motivo es que a las 23:59:59 se cierra cualquier sesión existente en el portal, y a se abre una nueva a las 00:00:00, con lo cual, un usuario que esté navegando activamente en nuestra web a esa hora contará como dos sesiones distintas.

 

Todos estos datos pueden distorsionar la analítica web de nuestra web, por ejemplo, los valores del informe Frecuencia y visitas recientes o lo más importante la atribución de las visitas a los diferentes canales.

 

Por tanto, la métrica sesiones puede dar lugar a confusión o mostrar unos resultados que difieren de lo que realmente está sucediendo en nuestro portal. Es por este motivo que esta métrica debe ir acompañada de otras a la hora de interpretar la analítica web de nuestro portal.